II

II

Las almas repudian todo encierro, oye

y grita, mi mente

en este momento

ya la he oído antes, a la melodía

en otro tipo de encierro

Es que nuestros pensamientos, a veces

nos capturan

y nos lanzan, donde pretenden ellos

y ahí caemos, en el suelo

de nuestro palacio lleno de recuerdos

Y analizamos, 

cada pensamiento, 

cada recuerdo, 

dándole, así

cuerda a las estrellas de nuestro universo

Hasta que una supernova brille

y debido a su luz, 

fotosintetice la especulación verdadera

y en la cabeza nazca

la correcta respuesta

La calma, ante todo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.